Simms - El Rey del RioA la hora de conservar en buen estado y que nos duren por más tiempo nuestros vadeadores tenemos que tener en cuenta una serie cuestiones relativas a la humedad y las costuras. Sobre todo aquellos que paséis de un vadeador de neopreno a uno transpirable.

  • La talla, es fundamental que tengamos muy en cuenta como nos quede en las piernas y la entrepierna, ya que son las zonas de mayor conflicto y rozamientos. En estas zonas las costuras suelen estar más castigadas. Debemos tener una total movilidad para agacharnos de forma holgada y cómoda. La forma más fácil de comprobar esto es probándonos el vadeador con tirantes y todo, ver que la costura de la entrepierna nos quede bien arriba y que en las piernas nos quede holgado. Si al agacharnos no encontramos zonas tirantes que nos impidan el movimiento o nos queden excesivamente ajustados, esa será nuestra talla.
  • En acción de pesca, debemos tener especial cuidado cuando nos quitemos los tirantes, ya que el tiro del vadeador puede bajar sin darnos cuenta y si nos agachamos en esos momentos podemos forzar las costuras de la entrepierna provocando desgarros por donde nos entrará el agua. Para evitar esto simplemente debemos llevar bien puesto el cinturón, de forma que no permita bajar demasiado el tiro del vadeador. También para aportar un extra a la durabilidad de nuestro vader en acción de pesca podemos incluir unas polainas que protegerán las zonas de más contacto con la maleza.
  • Tras la acción de pesca, no solo es importante la humedad externa, nuestro sudor puede hacer que nuestro vadeador dure menos al crear en el interior un ambiente propicio para hongos que se lo “comerán” desde dentro. Para ello debemos darle la vuelta y dejar que se seque y se airee el interior del vadeador.

Teniendo en cuenta estas cuatro cosillas esperamos poderos evitar algún que otro disgusto.

Un saludo.